INFORMACIÓN. CONOCIMIENTO Y DESARROLLO

ENTRE FUEGO Y POESIA

Escrito por wolfganggonzalezb 20-06-2007 en General. Comentarios (0)
Por
Wolfgang González Beluche
Comunicador Radiofónico, Periodista y
Catedrático Universitario
 
*Publicado en la edición dominical del diario "El Siglo", del 31 de julio de 2005 y en el portal informativo noti-news.com del 26 de junio del mismo año.
 
Recientemente, la patria de Martí contuvo en su seno a una treintena de países, en lo que se dio a conocer como el XXV Festival del Caribe, intitulado "Fiesta del Fuego" y que fuera dedicado a la República Bolivariana de Venezuela. Con orgullo, Panamá estuvo representada en la figura de nuestro amigo de siempre, colega y miembro del parnaso nacional, don Luis Carlos Jiménez, en donde por cuarta vez deja en alto el nombre de nuestra pequeña "S" acostada. En una muy amena conversación, Luis Carlos al conocer de nuestras intenciones por escribir a cerca de su experiencia en aquel paraje, de inmediato sin otro documento que su memoria, detalló lo placentero de esta experiencia, que por lo que apreciamos en ese instante, jamás dejará de ser grata y mucho menos repetitiva. Tomemos en cuenta que, el poeta Jiménez dentro de su foja profesional, ha tenido múltiples reconocimientos y uno de estos viene a ser la condecoración José María Heredia, galardón que le fuera impuesto en este mismo evento, hace sólo algunos años y que hoy guarda con mucho orgullo. ¿A caso las autoridades inherentes a esta materia, conocerán de este hecho...? Bueno, la interrogante es valedera, pero mejor no nos desviemos del tema. Muchos, tal vez se preguntarán por qué de un título tan sugestivo o incandescente como "Fiesta del Fuego", si solicitamos prestada la máquina del tiempo a otro grande de la literatura como Herbert George Wells, nos podemos trasladar al tiempo en que algunos todavía denominan "de los grandes descubrimientos". Los muy inquietos hermanos que moran después del "gran charco", al diezmar a la inmensa y mal llamada masa indígena que libremente residía en su tierra, se vieron necesitados con urgencia de otra mano de obra barata, por lo que desesperadamente atiborraron hombres, mujeres y niños de epidermis oscura, secuestrados de la misteriosa África, en oprobiosas galeras (sin preguntar el parecer a los sufridos pasajeros), para que fueran traídos a la América de Vespucio, con el fin de llenar ese gran vacío laboral (si es que a la esclavitud se le puede denominar trabajo). Como es lógico, representar la mayoría minoritaria sin ningún tipo de derecho y a expensas del frío, doloroso y hasta mortal látigo del amo, les fue en extremo difícil mantener su cultura, costumbres y tradiciones; pero aún así, el sacrificio y la perseverancia les permitió guardar con mucho celo, todo lo que sus ancestros legaron. Sin alejarnos del tema principal, recordemos que el fuego dentro de todas la religiones que pueblan el globo, tiene un significado especial, como el ardor, la pasión, la vehemencia, la vivacidad. Servir de identificación para la pureza o la forma más apropiada de acabar con lo negativo. En este festival, el fuego para muchos tiende a representar la fortaleza del gran espíritu, la forma en que el mal es destruido por esa llama inclaudicable en su profundidad y poder. En este escenario de porte místico, la poesía tiende a elevarse majestuosa, por lo que su servidor Jiménez, deleitó a los presentes con una profunda conferencia literaria, sobre la octava maravilla del mundo que yace en nuestro país: El Canal de Panamá; pero visto desde la perspectiva de grandes hombres que defendieron y defienden la soberanía sin chauvinismos, como Joaquín Beleño, José Franco, Carlos francisco Changmarín y Álvaro Menéndez Franco, entre otros. Además, por su formación revolucionaria, no dejó de esbozar ideas a través de varios recitales de porte lírico, acerca de la vida del pueblo cubano y también sobre Ernesto "Che" Guevara y su aporte a la lucha por la autodeterminación de América Latina, sentimiento que mucho antes de sucumbir en Valle Grande, "tete" supo emularlo de Bolívar y su anfictionía. Comentaba Luis Carlos, que en representación del gobierno cubano, se contó con la presencia del jefe de la Cartera de Cultura, su excelencia Abel Prieto, quien dejó muy en claro que "Cuba en conjunto con otros países de la región (en donde enalteció a Venezuela), representa el contexto de una cultura por la Paz, fundamentado en el principio de la autodeterminación de los pueblos y el respeto a la independencia del criterio de los estados por encima de los regímenes políticos". De todo esto, podemos proyectar ese gran valor que se sustenta en este festival, donde sus fundadores hicieron lo imposible por enaltecer ese gran bagaje cultural durante muchas décadas, qué mejor obsequio para ellos y toda la descendencia latinoamericana, poder contar con tribunas de esta índole, donde ese "arder" de la llama se agiganta segundo a segundo. Para muestra "este botón"... la celebración de esta gran festividad que enaltece las inquietudes artísticas y no sólo a la musa de la poesía. Está demostrado, que el Festival del Caribe constituye un producto que ha logrado madurez e imagen propia, grado alcanzado por un trabajo en equipo, a través de la Casa del Caribe, institución que resguarda diariamente este magnífico logro, del cual Panamá continuará haciéndose partícipe, pues está a favor de la convivencia cultural en la casa de Martí; qué mejor lugar para narrar las experiencias de Amelia Denis de Icaza (q.e.p.d), de la mágica pluma del periodista y bardo de la Patria Gaspar Octavio Hernández (q.e.p.d.) o de presentar las grandes inspiraciones sobre el lienzo de Roberto Lewis (q.e.p.d.) y de muchos y muchas que todavía comparten el existir y que a diario, como hijos de esta noble tierra istmeña, atienden a ese clamor inextinguible que llevan por dentro y que les permiten producir todas esas maravillas que el talento les provee, para no sólo el disfrute particular, sino también el ubicado más allá de las fronteras. ¡Avivemos el fuego!, enalteciendo los grandes dotes culturales que poseemos y así haremos más grande a Panamá.

EL PROFESIONAL DEL MICRÓFONO

Escrito por wolfganggonzalezb 12-06-2007 en General. Comentarios (6)

Por

Wolfgang González Beluche

Comunicador Radiofónico, Periodista y

Catedrático Universitario

wolfnost@gmail.com

 

* Publicado en la sección "yo opino" del portal informativo noti-news.com

y en la página de opinión del diario La Estrella de Panamá,

el día lunes 11 de junio de 2007.

 

A pesar de su unisensorialidad, la radio ha demostrado ser un medio de comunicación completo, nos permite conocer todo aquello que acontezca dentro y fuera de nuestras fronteras, lo cual a pesar de los que siempre se oponen a todo, se mantiene incólume ante los retos, pues llevado como se debe, nos permite "observar por el oído".

 

Profundizando un poco más sobre esta idea, la radio de por sí no opera sola, en ella se encierra toda una estructura conformada además de los adelantos tecnológicos, de un equipo humano que se esfuerza para que cumpla con los tres preceptos básicos de la comunicación social: informar, educar y entretener. Uno de los miembros de esta gran familia es el locutor o locutora profesional que, a pesar de la mundialización, se proyecta diariamente para orientar a través de ese valioso instrumento de transducción de la voz que es el micrófono, a los entes perceptores que los escuchan.

 

                                              http://wolfganggonzalezb.blogspot.es/img/radio.gif               

Este personaje de la historia radiofónica, tiene que ser una persona culta y educada, con firmes principios éticos y morales, características que no la destacan por ser aburrida, anticuada u obsoleta, pues este profesional tiene que demostrar un dinamismo responsable, que sumado a la vergüenza debe ser su mejor carta de presentación.

 

Por lo anterior, digno es resaltar que todo esfuerzo conlleva un reconocimiento y esto lo pudimos palpar con la publicación de la Gaceta Oficial Nº21,085, del martes 5 de julio de 1988, que promulga el Decreto Nº 47 de 27 de junio de 1988, donde se crea el Día del Locutor para todo el país.

 

En lo concerniente a su parte resolutiva, la norma en mención resuelve dedicar el segundo domingo del mes de junio a todo aquel que cumple con lo que nosotros permitimos denominar: un facilitador radiofónico, un locutor, cuya responsabilidad va más allá de la señal emitida por la antena difusora. Por esto y por todo lo demás tenemos que saludar a las damas y caballeros (extranjeros algunos) que ayer, hoy y mañana dedicaron, dedican y dedicarán lo mejor de sí para exaltar esta honrosa, delicada y a la vez difícil profesión, como verdaderos valores de nuestra sociedad.

 

Además, justo es recordar a los zapadores de la locución nacional (algunos ya desaparecidos físicamente), que mucho antes y después de la "Radio Tembleque", coadyuvaron tomando como norte la constancia, la disciplina y la responsabilidad, gracias.

 

http://wolfganggonzalezb.blogspot.es/img/TEMBLEQUE.jpg

 

A las nuevas generaciones solo nos resta desearles éxitos, pero para llegar a este anhelado sitial deben cumplir representativas etapas en su recorrido, fundamentándose en el estudio, ya que abrir un micrófono no solo conlleva dirigirse al encendido y decir la hora o los buenos días; de improvisaciones no podemos vivir, y menos de esto.

 

Comprobado está que existen posturas ridículas, mediocres y hasta enfermizas, que al juntarlas representan "una extraordinaria oda a la idiotez". De la única forma que podemos detener esta amorfa ola de inadaptados, los cuales se vanaglorian de sus "brillantes disertaciones" diarias a través del micrófono, es abonar para posteriormente cosechar ese talento que se forja en las aulas universitarias con esmero y sacrificio, exigiendo calidad..., calidad que se fundamenta en la capacidad incesante por la búsqueda de conocimientos, los cuales jamás se agotan y créanme, es insuplantable.

 

Digamos manos a la obra y demostremos que el locutor va más allá de "hablar por el micrófono", que como cultor y hasta científico social ejerza una función que cumpla con todos los elementos que permiten un estupendo dominio de aquel singular instrumento carente de fuerza interna y que Jimmy García en su libro "La radio por dentro y por fuera" denominara muy románticamente "la dama de la radio" o sea el micrófono, dándole el existir y altura que merecemos todos.

 

Felicidades y éxitos en el día del locutor.

 

 

RECONOCIMIENTO

Escrito por wolfganggonzalezb 23-05-2007 en General. Comentarios (0)

Por

Wolfgang González Beluche

Comunicador Radiofónico, Periodista y

Catedrático Universitario

wolfnost@gmail.com  

 

http://wolfganggonzalezb.blogspot.es/img/PRmercadeo.jpg

 

A finales del mes de abril, concluyó el primer cuatrimestre académico de la USMA, por lo que nos avocamos al desarrollo de la temporada de exámenes finales.

  

Para este servidor, además de otras materias impartimos la cátedra de Producción Radiofónica para Mercadeo, dirigida a estudiantes del III año de esta especialidad.

 

Desde el primer día de clases, nuestros dicentes fueron partícipes de un mundo que para muchos solo representa un aparato que nos permite oír. Pero ellos y ellas (las y los estudiantes) comprobaron el valioso significado de este cada vez más dinámico sistema de comunicación masivo, el cual, utilizado manera apropiada nos permite "observar por el oído".

 

Nos sentimos satisfechos por todo el trabajo desarrollado por estos futuros profesionales de la mercadología, éxitos y felicidades.

 

 

FUNDAMENTO LEGAL EN EL PERIODISMO NACIONAL

Escrito por wolfganggonzalezb 17-05-2007 en General. Comentarios (1)
Por
Wolfgang González Beluche
Comunicador Radiofónico, Periodista y
Catedrático Universitario
 
* Publicado en la sección Usted Decide (pág. A9)
del diario El Panamá-América, del 15 de noviembre de 2005
(título original "El Periodismo, un compromiso")
y en la sección de variedades del diario La Estrella de Panamá,
del 13 de noviembre de 2005, con el título original.

Cada año, al profesional del periodismo se le recuerda durante el mes de la patria. Esto acontece, a partir de que el " Bardo del Istmo", Gaspar Octavio Hernández, concluye su calendario terreno.

SERÍA oportuno explicar que periodista es todo hombre o mujer que estudió periodismo, que modeló ese talento hacia todas las ciencias del saber, para transformarse en un cultor social, dentro de un perfil que ya existe y que sólo desvaloran aquellos que les encanta la línea del menor esfuerzo.

No podemos permitir que con la intención de romper paradigmas, se tome la excusa de atentar contra los sólidos principios de nuestra noble carrera, para complacer a los lanzados de siempre, los que acostumbrados a lo inapropiado, se toman por asalto la profesión.

El periodista, para denominarse como tal, tiene que cumplir con una serie de requisitos, entre los cuales jamás se puede omitir lo académico, pues el diploma es un elemento básico o elemental, que deja sentado el debido cumplimiento de una serie de tareas que propugnan en el desarrollo de esa mente que se modela en los claustros universitarios, en pos de la luz que siempre hace referencia en sus enseñanzas el maestro Octavio Méndez Pereira.

Con la derogación de "parte" de las leyes 67 y 68 de 1978, decimos esto, pues los que nunca faltan se oponían a todo, al punto que no se percataron que la celebración del 13 de noviembre se le concedía vida a través de la normativa que adveraban de forma iracunda, a tal punto de ebullición, que las bautizaron con el mote de "leyes mordaza" (éstas y las que versan sobre la calumnia y la injuria). Siempre alegaron que su existir atentaba contra la libertad de expresión, el derecho a la información y al libre ejercicio del periodismo.

Siendo un profesional de las Ciencias Sociales, convencido de la loable labor que desarrollamos a diario, quienes nos hemos preparado con grandes sacrificios para ejercerla dentro de una sociedad que de forma continua clama por la equidad, por darle a cada uno lo que le corresponde, o sea ¡JUSTICIA!, no podemos permitir que sean interpuestos subterfugios legales para enturbiar el sacro proceso de la comunicación. Pero así como existe una de cal, también aparece la de arena, pues debe existir una normativa que no sólo castigue lo impropio, sino que proteja a todos y todas, brindando ese fundamento de derecho que ahora ya no existe, pues las leyes arriba mencionadas fueron derogadas por el Ejecutivo (comentario que realizamos con respeto). Ahora ¡sí! estamos desprotegidos (as).

Qué hacer sin un fundamento de derecho que nos rija, sin un organismo colegiado que nos reconozca la denominada idoneidad, que no es otra cosa que un documento expedido por una instancia respectiva, en donde consta que cumplimos con las exigencias académicas y que, por ende, estamos calificados para ejercer. A donde se atenta contra la libertad de expresión, a donde se lacera la libertad de información o el ejercicio del periodismo, pues estas tres cosas tan aburridamente reiteradas sin fundamento, amparadas bajo un ridículo paraguas circense ya gastado por el desuso que dice: "La mejor ley de prensa es la que no existe...", no dice, no hace y no deja hacer. Es el momento oportuno para dejar bien en claro la mala interpretación de estos conceptos, que se han extraviado en "la dimensión desconocida", mediante interpretaciones baladíes o acomodaticias, que dejan un "amargo sabor de boca" a los millones de terrestres que pueblan nuestros linderos.

De acuerdo a "Derechos Humanos" (Human Rights), libertad de expresión es el derecho a la libre expresión; es uno de los más fundamentales, ya que es esencial a la lucha para el respeto y promoción de todos los derechos humanos. Sin la habilidad de opinar libremente, de denunciar injusticias y clamar cambios, el hombre está condenado a la opresión.

Sobre el derecho a la información, podemos interpretarlo como lo que se nos permite percibir a cerca del estado general de nuestra sociedad o de algo que de ella forma parte. Necesitamos información sobre lo que respiramos, lo que comemos, lo que usamos, lo que tiramos. Esto nos permite conocer los factores que intervienen en nuestra calidad de vida, ayudándonos a preservar nuestra comunidad.

El libre ejercicio del periodismo no es otra cosa que el libre ejercicio de la profesión, sin restricciones, ni nada que obnubile la trayectoria del acontecimiento, desde que es captado por el profesional, hasta el momento en que se elabora la información que será ofrecida a la gran masa interactiva que solemos denominar sociedad. Oportuno también es, que se aclare, que libertad de expresión, no es ni puede ser libertinaje expresivo, pues estaríamos aupando las contraculturas, "monstruos estertores" que nos atormentan cada segundo, cuando nos avocamos a los excesos ilimitados. ¡Cuidado!, esto es lo que no podemos permitir.

Posterior a este viaje a través de las interpretaciones que nos permite en su magnificencia el "Idioma de Cervantes", preguntamos a ustedes ¡oh tímidos lectores!, en qué momento contravenimos el espíritu de estos principios... ¡nunca!, si es que lo vemos desde un prisma completamente objetivo. Entonces manos a la obra, pues desdicha para nosotros es el no contar con una norma que simple y sencillo nos dé vida jurídica, nos plantee y permita defender nuestros deberes y derechos, resaltando técnicamente, un código de ética o una cláusula de conciencia, entre otras cosillas más, que no dejan de perturbarle los sueños y la digestión a algunos que a diario se empeñan por arrebatarle el papel al "Rey de los Mimos" Marcel Marceau, mediante una burda y decadente imitación de su talento.

El Día del Periodista es sólo uno de 365 días del año, en donde este labrador de los surcos sociales, empuñando sus herramientas de trabajo, hace patria al cumplir con su misión forjadora de ideas, pero aclaramos... es una lucha constante, pues como declara aquel muy trillado refrán que dice: "la gota de agua orada la roca", comprendiendo, que la persistencia por un ideal a la larga genera frutos. Esto nos permite llegar a lo anhelado, a la meta, al triunfo y es lo que nos espera, no sabemos si hoy o mañana; pero el momento exacto dependerá de nosotros, cuando nos percatemos que la unión hace la fuerza.

Saludos a las y los colegas conscientes de su espacio, de su función histórica y sus capacidades, pues perdonando las comparaciones (ya que en la mayoría de los casos suelen ser odiosas), así como los bibliotecólogos, enfermeras, contadores, relacionistas públicos, maestros, médicos y hasta abogados, poseen su fundamento legal que los protege, los periodistas no podemos permitir el continuar más allá del último puesto.

NUEVA JUNTA DIRECTIVA

Escrito por wolfganggonzalezb 09-05-2007 en General. Comentarios (0)

 

 

http://wolfganggonzalezb.blogspot.es/img/aprousma.jpg

 

El 30 de marzo, se juramentó a la nueva junta directiva de la Asociación de Profesores de la Universidad Santa María La Antigua (APROUSMA), para el período 2007-2008.

 

Esta se encuentra encabezada por su presidente, el Profesor Eric Yanis y lo acompañan en este nuevo reto, los profesores: Enrique Alvarado, Serafín Prado, Alejandro Valdés, José Manuel Quintero, Wolfgang González Beluche, Saúl Villarreal, Elías López, Juan A. Arcia, Víctor Paz, María del Carmen De Gallardo, Ingrid Chang Valdés y Ariel Barría.

 

Muchos éxitos a estos (as) distinguidos miembros del selecto plantel docente de la USMA, que adicional a su apostolado, construyen un mejor porvenir para la organización que representan.